Qué hacer si se queda encerrado un niño en casa o en un coche

En una ocasión u otra nos hemos quedado encerrados en casa, en una habitación,  en un baño, en un coche…No es una situación agradable pero es más frecuente de lo que imaginas, por lo que no debes sentirte mal porque haya sucedido. Lo principal es no perder la calma, respirar hondo y buscar ayuda. Si cuentas con un teléfono móvil a mano podrás llamar a un familiar o amigo para que te socorra, y por supuesto a un cerrajero profesional en Bilbao, que podrá resolver el problema.

Como adultos tenemos más recursos y experiencia para prevenir estas situaciones pero ¿qué pasa si se queda encerrado un niño?

Lo fundamental es mantener la calma. Debemos actuar con la misma prudencia que si el encerrado fuese un adulto, puesto que el objetivo es el mismo. Al tratarse de un niño pequeño probablemente en el momento del encierro esté acompañado de otra persona, por lo que no se encontrará en ningún momento sólo y siempre podrá hablar con alguien más. Esta persona que lo acompañe tiene la misión de tranquilizarlo para que no se ponga nervioso y la situación no lo lleve a asustarse.

Si un niño se queda encerrado en casa

Nos ponemos en el supuesto de que estamos en casa acompañados del pequeño. Tenemos que bajar al portal por el motivo que sea y lo hacemos sin llaves, porque el niño no va a cerrar la puerta ni se va a escapar, que “ya es mayor”. Al margen de la imprudencia que supone dejar a un menor sin vigilancia, especialmente cuando son pequeños y empiezan a ser revoltosos, lo primero es calmarse y avisar al niño. Si se acerca a la puerta mientras estamos al otro lado podremos hablar con él y explicarle dónde están las llaves. Seguramente, una vez que las encuentre podrá abrir sin problema si le indicas las pautas que debe seguir. Si no es así y no dispone de llaves será el momento de pedir ayuda. En caso de que no haya un riesgo real a que le suceda algo perjudicial para su salud no debemos perder los nervios, porque el pequeño podría asustarse y cometer alguna imprudencia. Es recomendable mantener un tono de voz que transmita tranquilidad.

Si un niño se queda encerrado en un coche

Por algún motivo a los niños les atrae todo tipo de botones y dispositivos que se pueden pulsar, y los coches suelen ser fuente de infinidad de ellos. En caso de que se quede atrapado en un coche y no podamos abrirlo del modo habitual es imprescindible mantener la situación bajo control y comprobar si el niño corre peligro (un accidente o que haga un calor infernal). Si no es así y la vida del pequeño está controlada debemos llamar a un cerrajero en Bilbao 24h que sea económico y profesional. De esta forma recuperaremos al niño sano y salvo y nuestro coche no se verá sometido a ningún ataque por haber perdido los nervios.

Deja un comentario